Related Posts with Thumbnails

JUAN EMAR

(1893-1964)
Seudónimo de Alvaro Yáñez Bianchi, escritor chileno nacido en Santiago. Sus libros tuvieron escasa repercusión a lo largo de su vida y su obra fue reivindicada después de su muerte. En los años veinte participó del grupo pictórico Montparnasse (Henriette Petit, José Perotti, Luis Vargas Rosas, Manuel Ortiz de Zárate y Julio Ortiz de Zárate). Torcuato (1917) fue su primera obra y a ésta siguieron las novelas breves Miltín (1934), Un Año (1934) y Ayer (1934), que lo acercaban al creacionismo de Vicente Huidobro. Más tarde apareció Diez (1937), colección de cuentos que vino a confirmar la radicalidad de su propuesta artística y la total incomprensión de su obra por parte de la crítica. A partir de entonces dejó de publicar obras literarias, dedicándose a escribir su novela capital, Umbral (1977, una memorable novela de 4.000 páginas, sin parangón en el panorama narrativo del siglo XX.
.
AYER
(fragmento)

Yo soy un solitario. No tengo esposa ni hijos ni parientes ni amigos. No tengo vicios. Si fumo, es por costumbre, pero no por placer. No voy a los teatros ni a los cines. No tengo amores ni con mujeres ni con hombres ni con bestias ni con objetos. Y trabajar me es duro, trabajar me hace sufrir. Así, pues, no conozco el placer. Exagero. No conozco más que uno solo, uno solo y nada más. Y éste me lo proporcionan justamente esas hojas transparentes que tú me pides cortar. Ponte aquí. (Luego a mi mujer). Señora, póngase usted aquí. (Luego a ambos). Miremos las hojas. Verán ustedes que sus formas y sus sombras al moverse con la brisa, dejan de ser hojas para ser variadísimas clases de peces nadando silenciosamente en un vasto y verde acuario. Vean ustedes cómo pasan, se acercan, se alejan, vuelven, se pegan a los cristales, giran, desaparecen, reaparecen. Entonces, siento cómo el agua del acuario se filtra por el ventanal e, inundándolo todo, me inunda a mí. Y soy a mi vez un pez. Nado muellemente por esta atmósfera, enredándome en el humo de mi pipa. Es mi único placer. Olvidan ustedes que yo no soy un hombre feliz.

(Juan Emar, Ayer, ed. LOM. Colección Entre Mares, 2ª edicion, 1998)

2 comentarios:

Campeador de sombras dijo...

Fragmento màs que suficiente para mostrar un mundo, un ritmo, una manera de enfrentarse con la pàgina: absolutamente vital y vitalista. Salvaje y sutil en sus marinas imàgenes. Otro encuentro apreciable con la buena y no tan conocida literatura. Por cierto, ¿tienes publicada alguna antologìa sobre poetas y/o escritores insòlitos? Creo que serìa màs que interesante...
Un abrazo

Joaquín Piqueras dijo...

No tengo ninguna publicada. Pero sí la tengo en mente. Por otro lado, hace un tiempo me propusieron hacer un libro recopilatorio de los artículos sobre insólitos que he publicado en la revista Ágora, con textos representativos de los autores. Pero con la crisis económica que atravesamos en España, los primeros recortes han sido en las subvenciones para publicaciones y el tema no ha salido por ahora para adelante.
En fin, a ver si más adelante...