Related Posts with Thumbnails

JUAN SEOANE


EL POEMA ME SUSTITUYE
el viento se arremolina en el rasgado azogue
sin penetrar aún en la palabra,
el tiempo nos delata con su firmeza
imborrable.
La oscuridad estremece
la luz que asiste
los pasajes del verso,
no hay división en el fuego,
yo soy un reloj
en la muñeca de un cadáver.

(Juan Seoane, Ocultación del fuego, Baile del Sol, 2006)

JAVIER ORRICO



LA MEMORIA INVENTADA

Lo mejor es creer que el tiempo pasa
Y que nos va cambiando
Pues vivir es creer que se ha vivido
Que hubo días de cierto luminosos
Y que el deambular torpe de que hoy hacemos gala
Disfrazados de viejos marineros de almas errabundas
No es más que la conciencia de la imposible vuelta
Al amor que impulsó nuestras vidas como un río de alegría

Pero y si no es así
Y si el tiempo no pasa
Ni nos cambia
Y todo lo ha inventado la memoria


(Javier Orrico, La memoria inventada, Editora Regional de Murcia, 1983)

EDUARDO MITRE



VITRAL DEL PASADO

Nunca se quedó atrás nuestro pasado:
tenaz, entre intervalos de aparente olvido,
nos fue siguiendo los pasos, furtivo
como un ladrón detrás de los árboles.
Pasajero invisible en los viajes,
se embarcó con nosotros
en los trenes y aviones
que por deseo o fuga abordamos.
En los cuartos de los hoteles,
tras el azogue de los espejos
registró celestinamente
los cuerpos prohibidos que amamos.
A menudo, es cierto, perdió el sentido
(no las huellas) de nuestro tránsito,
pero siguió, indigente, recolectando
fragmentos de cuanto vivimos.
Sólo bastó que llovieran los años
y nos volviéramos lentos
para sentirlo sobre la espalda, con su talego
de calamidades y milagros.


(Eduardo Mitre, Vitrales de la memoria, Pre-Textos, 2007)

MARIANO PEYROU




EL PLACER


Para poder dormirse, intenta recordar
todas las veces que estuvo en París.
Cuando olvida alguna, muere un animal
doméstico, o se seca
una planta en la terraza.

Ahora necesito aire, diría
si dominara el francés o cualquier lengua
moderna, para no pensar, para al menos
mantenerme en pie hasta el próximo
capítulo. Si me contaras otra mentira...

No importaba nada que se hicieran novios
y se ahogaran en el río,
pero me recomendó por escrito
que me concentrara en el libro y dejara
de mirar a la lectora de enfrente,
que se acariciaba el pelo como si se fuera a ahogar.



(Mariano Peyrou, El placer Ed. Del 4 De Agosto, 2009)

PABLO VELASCO BALERIOLA




LA FIN DE LA RUE

Avanza hasta el final de la calle ¿Qué calle?
no hay una sola calle o al menos no parecen
calles lo que mis pies desnudan suavemente.
Podrías haber visto un pasillo de faunos
con teléfonos móviles ahogados en cines.
El crimen fue en Lorraine, pero no hay calles, dios,
no hay una sola calle, son solo quince mil
prisioneros con cara de calle sin salida.
L'ennemi se retraite, mostraban los subtítulos
de mi viva conciencia. ¿Quién se ha de perder hoy?
Lleva inscrito en su muslo un presagio de muertes
lentas. Sobre la frente la antítesis perfecta
de lo que fue su vida, aquella hermosa calle
que fue su propia sombra. ¿Calle? ¿Qué calle, dios?


(Poema de Pablo Velasco Valeriola extraído de su blog SOMNICIDIO)

KATY PARRA



FALSA IDENTIDAD

Con esa oscura alergia
a los escaparates,
es difícil tratar de averiguar
quién domó tu carácter y tu sombra,
qué doctrina o desorden
provoca al animal que llevas dentro,
a qué gesto o qué música obedeces,
o qué guadaña al fin
segará del cristal
tu pálido reflejo.
Nada contra la nada
de lo que a duras penas ha existido.



(Katy Parra, Coma idílico, Hiperión, 2008)

BEN CLARK


Big Bang


Atrás y más atrás, hasta el principio 
cuando todo ardía y nada 
era complejo, nada complicado. 
Atrás, hasta el calor 
primigenio, los fuegos que engendraron 
universos y dioses y taxímetros, 
frases largas y días sin que llames 
y camareros torpes 
y niños insolentes y los jueves 
por la tarde sin nada en la nevera 
todo 
y atrás y atrás de nuevo 
al instante anterior a la gran fiesta, 
todo está preparado, 
sólo falta que venga todo y tú 
también, unos millones de años tarde, 
claro, 
hasta este mundo frío de materia 
pervertida y promiscua. Atrás y atrás, 
quiero esperarte aquí, 
en esta oscuridad del porvenir, 
expectante y ansioso, 
y nombrar uno a uno los objetos, 
las cosas, a medida que se expanden, 
hasta llegar a ti, de nuevo a ti, 
y no decirte nunca que he viajado 
al principio de todo muchas veces, 
que te he visto desnuda por primera
vez incontables noches, 
pero siempre distintas (¡fiel azar!), 
y siempre con la duda, el miedo frío 
de no saber si estoy en este mundo 
o en otro donde nuestros cuerpos no 
se unen hasta explotar; 
en otro donde no yacemos juntos 
mirando al techo, a todo 
lo que hemos generado con deseo: 
el universo joven y voraz 
sobre el cual no tenemos ya control. 



(Ben Clark, La Fiera, Ed. Sloper, 2014)

ROSANA ACQUARONI



EL MAR CONTIENE AL MUNDO

No nos deja olvidar
pues cada ola
es un recordatorio
bramando
nuestra muerte
hacia la orilla.



(Rosana Acquaroni, Cartografía sin mundo, Ayuntamiento de Cáceres, 
 1995)

JUAN CARLOS ABRIL



TRAICIÓN

Este mundo de enfrente se encarama
donde puede y es tuyo sin saberlo,
a tu vida traiciona sin buscarlo
y no tienes la culpa.

                                                    En el pasado
fuiste feliz con la tranquilidad
de aquellos sueños, todas las promesas:
habitaba en tu mente un bosque inmenso
y siempre te asombrabas
con el murmullo de las caracolas.
Te sentías seguro en sus manos, protegido
por la mirada noble y bondadosa del padre.
Detrás de su existencia sólo había
una debilidad única: tú.

                                                           Nunca
más brillarán los ojos como entonces,
víctima de una infancia
demasiado perfecta.




( Juan Carlos Abril, Un intruso nos somete, Ellago Ediciones, 1997)

DAVID BENEDICTE


PALOMO EQUIVOCADO

mi misión
ser el pesado
de Rafael Alberti
del siglo que empieza

mi objetivo
aún me faltan
algunos años
eso supongo

pero como él
me dejaré crecer
una absurda melena
blanca
y peroraré las rimas
sin tino
ni sentido
de coplero del Partido

pero como él
inauguraré
institutos de la ESO
con mi nombre
y apellido
dejaré mecerse
mi melena
al viento
gaditano
del Levante

pero como él
reabriré
algunas chekas
en franquicia

pero como él
galoparé
momificado
por los cócteles
oficiales
del Estado

dadme 20 o 30
años para hacer
realidad mi sueño
tan sólo eso
20 o 30 años
para hacerlo realidad
mi sueño

para convertirlo
en vuestra peor pesadilla.


(David Benedicte, poema extraído de la antología Diva de mierda, una antología alrededor del ego, Ediciones Liliputienses, 2014)

LEÓN MOLINA


HOMENAJE. A JG de B

Como tantas veces he vuelto
a visitar las ruinas 
de tu arruinada inteligencia.
Siguen allí las víboras
del desaliento prestas
para lanzar su latigazo.
Meto mis dedos entre los cascotes
buscando los colmillos
y su negro elixir
de belleza y derrota.
Junto al poema herido
no leer, no escribir, no pagar cuentas
en el viejo país que sigue siendo
igual de ineficiente.





(León Molina, poema extraído de su muro de facebook)

ALFONSO BREZMES



NO LEÍSTE LOS CUENTOS


Y así te va.
Ya es tarde para lamentos:
se hace tarde
y pronto todo estará oscuro. 
¿Ves esta boca, amor?
Está hecha a la medida de tus sueños.
No hay tiempo ya: cierra los ojos.
No leíste los cuentos
y ahora yo -así es la historia-
tendré que comerte.




(Alfonso Brezmes,  La noche tatuada, Renacimiento, 2013)

LUIS LLORENTE



XXVIII


Como una mano abierta
la tarde me sonríe
y me invita a caminar
por las calles de esta ciudad ausente
o a pasear por la ribera de su río.
 

      Estoy con vosotros
en la escritura del poema,
estoy con todos los que sabéis
que la luz se origina en el camino
y el deseo se engendra en la mirada,
en el punto de fuga del silencio,
en el instante teñido de abandono.
 

       Estoy con vosotros,
que sabéis que soy un fantasma
recorriendo la ciudad inmóvil.
 



(
Luis Llorente Benito, La rutina de la nieve, Huerga & Fierro, 2010)

VELPISTER




la oscuridad
y el frío
de las casas de por aquí

un niño juega
ajeno
en el suelo de su habitación
con dos calcetines
y la bata puesta
a la luz de la lluvia
y de la tormenta

y en las calles

en las calles

ni una sola hoguera
en las calles
ni un solo fuego
que nos caliente
que nos dé luz
en las calles

en las calles
relucientes




(Velpister,  Estado del bienestar | Naturaleza muerta, Ediciones Lupercalia,  2014)

ÁLVARO BELLIDO



ATRACCIÓN LUNAR


Ayer te descubrí un lunar nuevo.
Un satélite en tu costado.
Circular. Pálido. Minúsculo.
Explorable sin sondas espaciales.

Podré dar mi pequeño paso sobre él,
el gran paso para nuestra humanidad, y nadie
dirá que fue un montaje.

A pesar de su condición lunar,
también ese signo de puntuación tuyo
al este de tu torso ejerce sobre mí
la inquietante fuerza de tu gravedad.

Yo, lunático de tu lunar, me dejo
atraer,
caer,

vencer. 




(Álvaro Bellido, poema extraído de su blog Ciudadano B)

MARIANO CRESPO



EL SUICIDIO PERFECTO 

El suicidio perfecto
se podría consumar de niño
cuando piensas:
ahora me muero
y les jodo la cena.

Todos llorarán desconsolados.
Por qué no dejamos
ir al niño,
con lo poco que nos hubiera costado.

Y ahora, fíjate, muerto, el pobrecito.

De mayor me maté varias veces 
y no ha importado un comino.



(Mariano Crespo, Bailando con Charlie Parker y otros secretos voluntarios, S.L. EXLIBRIS EDICIONES, 2012)

SANTIAGO BAO



EL DESVÁN OLVIDADO

                                         “Lo que se entierra vivo no duerme bien.”
                                                                                                 Césare Pavese

Siempre habrá cosas
que nunca dijimos
que cuelgan del destino
como murciélagos de polvo:
palabras, larvas
de la memoria
encerradas con mil llaves
en desvanes abandonados
para zurcir
las horas rigurosas
del implacable recuerdo.

             


 (Santiago Bao, DesplieguesFondo Editorial Rionegrino,  Premio Poesía 1990,  Editado en 2007)

ANTONIO SOTO ALCÓN



YO SÓLO QUERÍA UN POCO DE HIERBA

¿Qué ha sido de nuestras vidas?
¿Qué hicieron con nosotros?
Yo sólo quería un poco de hierba
y me tropecé con el sheriff Douglas Thomas.
Le hablé entonces de Walt Whitman,
de mis raíces irlandesas,
de nuestra hermosa tierra,
pero todo le dio igual.
Me pegó hasta dolerle
las manos,
y yo lloré,
lloré mucho
por mis dientes
y por mi sueño hecho añicos.
Después me llevaron Minnesota.
Durante años trabajé duro
bajo el cielo de aquel infierno.
Esperaba la noche
para encontrar la paz.
Allí conocí a Peter, un pobre muchacho
que sólo había robado unos cuantos dólares.
La cárcel endureció nuestros huesos
y nuestros corazones.
He visto gemir a hombres
que hubieran derribado un templo.
Todo eso
conformó mi carácter.
Éramos la basura
que todos desprecian,
la gangrena,
un mal ejemplo
para las buenas gentes;
y todo,
por creer
en la juventud,
en la palabra de Walt Whitman,
en que todos los hombres nacimos libres.
-Sheriff Douglas no me pegue más,
jamás volveré a fumar hierba-.


(Antonio Soto Alcón, También en primavera mueren los cisnes,  Premio XXI Antonio Machado- Ayuntamiento de Sevilla, 2005)  

ROSA JIMENA



LEY DE VIDA


Los imbéciles
nacen
crecen
y se multiplican.

Algunos
-con el tiempo-
también mueren.

pero siempre,
siempre,
matando.


(Rosa Jimena, Una Preposición In - Deco - Rosa, Huerga & Fierro, 2014)

DAVID DE DORIAN


YO ME FOLLÉ A BRIGITTE BARDOT 

Porque la vida me la puso dura
la mitad de vosotros hoy podéis cantar el Aleluya.
Yo puse a vuestros padres el deseo
en la palma de sus manos
y no tuvieron más que pinchar la aguja.
Notas más potentes que viagra.
Demostré que el talento supera la belleza
que el talento posee a la belleza
que el talento es pura belleza.
Feo como el sol la mañana de resaca
le enseñé a la Gréco
la verdadera musa del existencialismo
y esa chanson la derritió entre sus manos.
Nací hombre y fui creciendo niño
dando clases de actitud a los tiernos petimetres.
Yo me follé a Brigitte Bardot
y aquel piano resonó hasta los amaneceres que hoy desayunáis.
Yo me tiré al Sena y una sirena sajona me acunó en su lecho.
Os di a Charlotte y a probar el incesto
yo os convertí en hipsters y os bauticé
perfumados con el humo de millones de `Gitanes´.
También le propuse un polvo a Whitney Houston
y la France fue testigo de que a aquel bombón
le nacieron las manzanas del Edén en sus mejillas.
Yo os descubrí la Marsellesa
y le arranqué al espejo el espectro Gainsbarre.
Eyaculaba canciones
para que vuestras sábanas amaneciesen empapadas
que el arte fue mi vagina y a ella le debo mis huesos
y os juro que desgasté los pechos de la vida de mamarlos tanto
aunque he de advertir, sintiendo en re menor que
sais-tu ma petite fille pour la vie il n'est pas d'antidote ...


a Serge Gainsbourg 



(Poema de David de Dorian, extraído del muro de su facebook)