Related Posts with Thumbnails

ANTONIO ORIHUELA


EN MITAD DEL CAMINO
.
Desde hace quince años
vivo con la maleta hecha.
.
El desapego no es para mí ningún precepto
por el que tenga que luchar.
.
Apenas conservo nada más alla de la memoria.
.
Mi posesión más antigua es un viejo coche
y algunos libros amarillos
que ya no huelen muy bien
y tienen manchas negras
y páginas que quieren irse
a tratar de vivir por sí solas otra vida.
.
Mar
me acompaña
en este viaje
que ella cree con sentido.
.
He fallado
en todo lo demás.
.
(Antonio Orihuela, Aserrando corazones con los ojos, Logroño, Ediciones del 4 de agosto, 2005)

4 comentarios:

Campeador de sombras dijo...

Me gustò el poema y en particular la manera en la que aborda un tema que me seduce como el del desapego. Tan difìcil de entender o de llevar a cabo en estos dìas de mil lenguas que nos invitan al apego en sus diversas formas. Un abrazo.

LUIS BORJA dijo...

¡¡¡¡¡APARECIO EL QUE CAMPEA LAS SOMBRAS!!!!! EL QUE ERA UNA SOMBRA MAS SOBRE LA RED, EL QUE EN UN DELETE SE HABIA HECHO SU MISMA SOMBRA.
¡¡AMIGO QUE BUENO QUE HAYAS VUELTO!!!! NO SABIAMOS NADA DE VOS.
ESPERO QUE TODO ESTE BIEN.
UN ABRAZO CAMPEADOR.

Campeador de sombras dijo...

jejejeje...Gracias por las flores sombrìas...

Un abrazo

Joaquín Piqueras dijo...

¡Como ves, Campeador, te echábamos de menos!