Related Posts with Thumbnails

FRANCISCO DÍAZ ANSÓN



PEQUEÑA MUERTE


Seguramente no he sabido matarte,
Lo que dice muy poco en favor mío.
Siempre he sido mucho más de morir que de matar
Y no estoy muerto aún porque hasta ahora
Tú no te lo has propuesto en serio.

Pero, en el caso y en la muerte de que hablamos,
Es nuestra obligación saber matar
O nos convertiremos en diestros virtuosos
Pero que siempre tiemblan con la espada.
La lidia será un crimen moralmente,
Pero es un poema espléndido
Que tiene que acabar como la vida.

Decía yo que no he sabido matarte
A no ser que alguna vez te me hayas muerto
Sin que yo lo notara.
Haz el favor de sangrar cuando te mueras
O por lo menos de ponerte pálida
Pues si cierras los ojos solamente yo imagino
Que te mato tan mal que te has dormido.
  
Yo también puedo decir lo mismo:
Exigirte que alguna vez me hayas matado.
Déjame que te arregle los rotos de la casa,
Que se lo diga al Banco
Y luego mátame como tú sabes,
Dame esa muerte azul que a veces buscas
Y yo siempre deseo,
Pues es cosa de dos ser asesinos,
Matarnos y morirnos.


(Poema de Francisco Díaz Ansón para Insólitos)