Related Posts with Thumbnails

THOMAS BERNHARD


ABAJO YACE LA CIUDAD


Abajo está la ciudad,
   no necesitas volver,
pues su cadáver está lleno de flores.

Mañana hablará el río.
   Las montañas no se pueden ver
y la primavera se demora con sus colores.

Abajo está la ciudad.
   Los nombres no los recuerdas.
De los bosques fluye el negro vino.

Y la noche enmudece.
   Ataron los pájaros con cuerdas.
Y tú vuelves con tu triste destino.


(Thomas Bernhard, Así en la tierra como en el infierno. Ave Virgilio. Los locos. Los reclusos,
Editorial Ediciones La Uña Rota, 2010. Traducción de Miguel Sáenz)