Related Posts with Thumbnails

JOSÉ ALFONSO PÉREZ MARTÍNEZ


      Hablar de uno mismo, promocionarse, es, además de aburrido, vulgar. Borges siempre recomendaba  a otros, le aburría hablar de sí mismo, prefería mil veces hablar de Dante, de Shakespeare o de Oscar Wilde, o de las Kenningar de la poesía escáldica. Era humildad pero también era otra cosa. Antes de ser autor hay que ser un enfermo de la literatura, un letraherido, y serlo siempre antes que cualquier otra cosa. El autor al que homenajearon recientemente en el Casino de Cartagena, Ezequiel Perez Plasencia, era así también. Cuando un tipo se entusiasma hablando de sus autores preferidos y recomendándolos y vemos que le aburre hablar de sí mismo... entonces vemos a alguien que ama de verdad la literatura, no a alguien que está ahí por lograr su renombre.


(José Alfonso Pérez Martínez, Preso en el tiempo, Cartagena, 2012)