Related Posts with Thumbnails

TOMÁS SOLER BORJA




DON NADIE

Lo bueno de ser un don nadie
es que prácticamente nadie
espera nada de ti,
y casi todo lo tuyo
pasa por completo desapercibido.
Lo bueno de ser un don nadie
es que apenas nadie
llega a decepcionarse contigo
y nada de tu existencia
escapa del anonimato más puro.
Lo bueno de ser un don nadie
es no sentirse reo
de un alguien que ni conoces
ni pierdes el sueño por conocer.
Lo mejor de ser un don nadie
es la sensación personal
de no tener nada
que demostrar a nadie
y no es poca esa liberación
en apariencia menor,
bastante lucha interna
el tratar de convencerse
uno a sí mismo en todo momento.


(Poema extraído de su blog ...acróbata...)

5 comentarios:

Pedro Vera dijo...

Lo bueno de ser un don nadie.
Gracias amigos Tomás y Joaquín.

Noelia Illán dijo...

Me ha tocao la patata. Gracias, Tomás. Y Joaquín!

Noelia Illán dijo...

Gracias a ambos, sip. Un buen poema, Tomás!

Mundo Aquilante dijo...

La indiferencia de los otros... Qué salvajismo! la indiferencia de uno a uno mismo ¡Qué canallada!


Saludos desde Mundo Aquilante

Mareva dijo...

inquietante

y el no tener que defender un pensamiento que tal vez toda idea, se vuelve quimera y polvo

intenso blog