Related Posts with Thumbnails

VENTURA CAMACHO



Ulst-IlimsK


Bajo los escombros
de mi renovada moral de principios de siglo
agonizaban mis últimos impulsos elementales,
los restos de un subconsciente
venido a menos durante el destierro,
tras el fracaso
de un golpe de estado mental inoportuno.

No supe de mi síndrome de Ulises
hasta pasado dos meses,
cuando harto de deseos frustrados,
de impulsos reprimidos contra el cristal,
de haber rehecho veintidós veces
mi conciencia hecha pedazos,
veía el mar de lejos y lloraba.

Fui feliz mientras busqué la felicidad.
Esa fue mi última voz interior
al abrigo de la derrota mundial,
de la muerte y de lo breve.

  

(Camacho Ventura, De Nagasaki a Novosibirsk, Premio Federico García Lorca 2006,
Universidad de Granada)