Related Posts with Thumbnails

ALEJANDRO LÉRIDA



COMO LA LUZ DE UN SUEÑO 


Me conciernen la noche, el brusco día 
en cada bocacalle. El horizonte
es un alambre sucio
donde cuelga la vida diariamente
la blanca intimidad de algunas nubes
como húmedas ropas.

Recién llegado al mundo, 
el sol tiene el calor de los borrachos
y dice su verdad y su inocencia
en la última copa de los árboles
que aún guardan el olor de las estrellas,
del alto limonar de las oscuras ramas.

Cuando retorno a casa, allí me rindo 
al sueño que intimida mi desorden
más allá de mi cuerpo, y la nostalgia
es una enredadera
a solas con la imagen que tengo de tu piel
pegada en las paredes del recuerdo.

Y la tarde más larga me conmueve 
antes de despertar y ver que el mundo
se hace viejo otra vez sobre las calles.
Y el amor, que es de todos,
es familiar como cualquier esquina
que dobla el corazón de nuestro abrazo.

La prueba más veraz de que todo es un sueño 
es recordar tu piel saliendo de la cama
o abrazarte desnuda, mirándote al espejo,
y no sentir el peso de una historia
de papel y palabras
de amor de doble filo.

Como la luz de un sueño 
cuando nos despertamos.  




(Poema de Alejandro Lérida extraído de su blog Paso de peatones)