Related Posts with Thumbnails

RÓMULO BUSTOS AGUIRRE



EL JUGADOR

Se sabe que en el caso de Dios
estamos ante un incorregible jugador de dados
Eso aclara
la paradoja extrema del misterio cristiano
en que Dios
se apuesta a sí mismo contra sí mismo
Y pierde


(Rómulo Bustos Aguirre, Muerte y levitación de la ballena, Servicio de publicaciones de la Universidad Complutense, 2010) 

1 comentario:

Jorge Ampuero dijo...

Creo que Dios nunca juega a los dados, y si hay alguien que pierde al final es el hombre.

Saludos.