Related Posts with Thumbnails

LUCÍA ANGÉLICA FOLINO

LA INNOMINADA
.
Ya no soy anónima,
Estoy innominada en extramuros,
por una léxico-manía baudeleriana.
Develados los rasposos secretos,
francmasones, rosacruces, vaticanos,
la CIA y sus emergentes
están agonizando.
Despertaron mis ojos de hierba
con el beso del príncipe rana,
en una caja de cristal y roca.
Guardaban mi sepultura
bajo siete llaves
filisteos y pelasgos del proceso.
La palabra de Dios iluminó
mi senda hacia el futuro que viene llegando.
sin que se haga tarde,
abriéndose paso
entre la histeria colectiva de los hambrientos.
Merecen indulgencia los apóstoles del Rey
pero el Rey mismo debe dimitir.
Su plan fue exterminado
con mis labios sensatos,
con mis manos cobardes, de uñas blandas,
sin verter una gota de sangre en las alfombras.
Apetencias, afuera.
Competencias, a un lado,
Aspiraciones bélicas, sádicas, nunca más.
El amor triunfante
ha instalado sus leyes rigurosas.
El oro de los tigres
es la paz de los pueblos nuevos.


.

(Poema extraído del blog LUCÍA ANGÉLICA FOLINO – Vida y obra de un fantasma emparedado)

2 comentarios:

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Gracias por subir este poema.



Has elegido muy bien, porque más innominada que yo no hubo en la Literatura de las últimas décadas.

El Rey debe dimitir.


Lu

Anónimo dijo...

No hay palabra de dios que ilumine nada ni amor triunfante, sobre todo en la Argentina repleta de miseria que usted ignora. Lo demás es palabrería.