Related Posts with Thumbnails

VICENTE GARCÍA HERNÁNDEZ



LLORAR SOBRE DESIERTO

                                   Yo he roto el mar, la cuna de los peces
                        de cristal. Subo, bajo mi montaña,
                        luego, le echo, a los peces muertos, caña
                        y ganas de pescar. Luego. Y a veces,


                        con la mar, rompo a un hombre: no mereces
                       que diga nada más. El sol regaña
                        con las moscas tapiadas por la araña:
                        el mundo está combada hasta las heces.


                        Y Dios, tan puntual, enciende el cielo;
                        anuncia: la función va a comenzar.
                        y un ángel triste, grave, corre el velo:  


                        el mundo se desploma como un muerto,
                        no hay nadie que lo quiera apuntalar.
                        Y Dios vuelve a llorar sobre desierto.
      


    (Poema extraído de su página web Vicente García Hernández)