Related Posts with Thumbnails

ANTONIO JARANAY FLORES


Año 10 d. C. 
Para ser un mito
hay que ser intermitente.
Ser libre y a la vez esclavo
de unos ojos, de unas lunas ,
de unas cadenas y de varias guerras.

Para ser un mito
hay que fingir tristeza
y llorar a bocanadas secas,
pactar con la teoría del servilismo
y masticar ortigas pixeladas  .

Si quieres ser un mito
intenta no soplar muchas velas,
apuesta por el sufrimiento
e imita a un tal Jesús (el de Galilea):
ama, lucha, peca, sufre
y lávate las manos a diario.
¿Alguien da más, Barrabás?
Por cierto: quise ser un mito
pero los años han dictado sentencia.
Ahora, ya he cumplido diez.

(Antonio Jaranay Flores, poema extraído de su blog Desde la butaca del privilegio)