Related Posts with Thumbnails

ANTONIN ARTAUD


El tiempo puede transcurrir y las convulsiones del mundo asolar los pensamientos de los hombres... Que me dejen con mis nubes extinguidas, con mi inmortal impotencia, con mis insensatas esperanzas. Pero que se sepa bien que no abdico de ninguno de mis errores. Si he juzgado mal es culpa de mi carne, pero esas luces que mi espíritu deja filtrar de hora en hora, es mi espíritu cuya sangre se viste de reflejos.
.
(Antonin Artaud. El ombligo de los limbos y El pesa nervios, Buenos Aires, López Crespo, 1977)

1 comentario:

Al-Juarismi dijo...

Absoluta maravilla de un alma penetrada de infinito y verdad.