Related Posts with Thumbnails

GUILLERMO PILÍA


CABALLO DE GUERNICA
.
XLVIII
.
¿Hay más allá de la muerte resacas
de afectos y de odios, que se extingan
o alimenten, como aceite evangélico?

En todas las endijas de las tumbas
entra esta hierba amarga de mis dudas
como dedos en una cabellera.


LII
.
Cae la tarde, el perdón, una niebla
suburbana. Tu pena es solidaria
con el dolor de todo lo que nace.
Es sencillo tu mal:
crece como la barba y el cabello,
como malezas de un bosque difunto.

La boca abierta a las estrellas
lloras como el caballo de Guernica

.
(Guillermo Pilía, Caballo de Guernica, Ciudad de La Plata - Buenos Aires, Argentina, Ediciones Al Margen, 2000)